Un tercio de la población tendrá cáncer en algún momento de su vida

Un tercio de la población tendrá cáncer en algún momento de su vida. Millones de personas que a día de hoy están sanas en el mundo se han enfrentado a un diagnóstico de cáncer. Mientras algunas de ellas se les acaba de diagnosticar o están recibiendo tratamiento, hay otras que ya no tienen síntomas de la enfermedad o que se cree que están curadas.

cancerLa realidad es que si no lo hemos hecho ya, casi todos tendremos que hacer frente a lo que supone que te den un diagnóstico de este tipo (“Después del diagnóstico: una guía para pacientes y sus familias”) y a todo lo que conlleva la palabra “C-Á-N-C-E-R”. A todos los mitos y creencias culturalmente aceptadas que rodean el cáncer que vamos a tener que derribar. Y lo difícil que va a ser lidiar no solo con las consecuencias físicas de su tratamiento, si no contigo mismo y tu alrededor.

Pero lo cierto es que no existen dos personas con cáncer que sean iguales, de la misma forma que dos amigos o familias tampoco lo son. Cada persona tiene su propia manera de hacer frente al cáncer. Cada persona que lo está enfrentando maneja sus sentimientos y sus situaciones de forma particular y tienen su manera de lidiar con la enfermedad.

Un diagnóstico de cáncer no sólo te afecta a ti, sino también a tu familia y amigos. Puede que te sientas asustado sobre los cambios indeseables que el cáncer traerá a tu vida y a la de ellos. Puede que te sientas confuso. Quizá te sea difícil escuchar, entender o recordar lo que la gente te dice durante este tiempo.

No hay justicia alrededor del cáncer y nadie merece pasar por esto. Resulta difícil enfrentarse a un diagnóstico de cáncer y padecer esta enfermedad no es fácil. Cuando descubres que tiene cáncer, tus creencias y experiencias van a determinar lo que significa para ti este diagnóstico y cómo vas a manejarlo. Tu nuevo reto va a ser aceptar el diagnóstico. Y tu lucha diaria, manejar sentimientos negativos como el miedo, la ansiedad, culpa, tristeza, la pena, depresión, la ira, la frustración,…

Tendrás miedo. En muchas ocasiones. Informarte sobre el cáncer y el tratamiento te ayudará a veces. Y otras serán las personas que te rodean las que te hagan sentirte mejor.

Te sentirás culpable otras. Si es así, descubre que creencias tienes en torno a esta enfermedad que pueden estar interfiriendo. Es normal que si crees que el cáncer se hereda, tengas miedo a que tus familiares lo padezcan y te sientas culpable (el cáncer, en general, no es hereditario. Sólo en algunos casos, que constituyen entre el  5 y el 10%, puede haber una predisposición hereditaria).

A lo mejor te sientes desesperanzado y triste. Resulta muy difícil sentirse positivo y optimista, especialmente si el futuro es incierto. Solamente el pensar en el tratamiento y el tiempo que éste le va a restar a tu vida puede parecer demasiado para manejarlo. Los sentimientos de tristeza o incertidumbre pueden empeorarse con tus experiencias pasadas con el cáncer. Apoyarte en tus seres queridos podrá ayudarte a sentirte mejor.

A lo mejor sientes ira. Mientras algunas personas pueden aparentemente no demostrar frustración, hay otras que dirigen su ira a los familiares, amistades o profesionales de la salud. Por lo general, esto no se hace a propósito. Si te está pasando, es importante que informes a la gente que no estás molesto con ellos y que ellos no son culpables. Además, puedes decirles que no esperas que ellos solucionen tus problemas. Solo necesitas que te escuchen.

Tal vez no pertenezcas a ese tercio de la población. Si es así, serás o has sido el apoyo y aliento de alguien que lucha por superarlo. O has tenido que afrontar la perdida de alguien por esta enfermedad.

Por ti, por mi, por todas aquellas personas que hemos perdido en el camino, por aquellas que perderemos, pero sobre todo por aquellas que están intentando ser fuertes hoy, se celebra el Día Mundial del Cáncer.

El día para recordar  a todas aquellas personas que lucharon contra el cáncer y perdieron la batalla. Para apoyar a aquellas personas que lo hacen hoy. Y para admirar la fortaleza de aquellas personas que lo sufrieron y aún hoy están con nosotros.

Tais Pérez.

Sígueme en twitter.

 

Autor Tais Pérez Domínguez

Psicóloga Clínica y de la Salud con amplia experiencia en evaluación, diagnóstico y tratamientos de distintos problemas psicológicos. Atención psicológica especializada en enfermedades crónicas tanto para pacientes como para familiares. Twitter: @taispd

Más entradas de Tais Pérez Domínguez

Deja tu opinión