¿Qué quieren realmente mis hijos esta Navidad?

Se acerca la Navidad, Papá Noel, los Reyes Magos,… y con estas fechas todo un mundo de ilusiones, fantasías, recuerdos y sueños para los más pequeños de la casa y aquellos que ya no lo son tanto. Con las fiestas, llega el momento de tener los juguetes y regalos tan ansiados por muchos… ¿es bueno atiborrarlos a juguetes? ¿no estaremos recompensando con aspectos materiales?

Es muy frecuente escuchar a padres decir que sus hijos tienen demasiados juguetes, más de los que realmente necesitan e incluso de los que son capaces de aprovechar. Pero según se van aproximando estas fechas, es imposible obviar las campañas publicitarias, ver juguetes en todas las tiendas y escuchar a los más pequeños pedir esos juguetes que tanto quieren. Y entonces ¿qué hacemos?

Como padres debemos tener ciertos criterios a la hora de comprar los juguetes, ya que comprar en exceso no beneficia al niño, sino que por el contrario puede tener sus inconvenientes, como son: propiciar que se vuelva caprichoso, que valore poco los juguetes, que pierda el interés rápidamente, bajo nivel de tolerancia a la frustración, etc.

¿Es necesario poner límites al número de regalos?

La recomendación es que sí. De hecho, en muchas ocasiones la tendencia a enfocarse en la cantidad de juguetes, más que en su calidad, puede no estar en consonancia con las necesidades reales de los niños. Tanto los regalos como los juguetes, son importantes, pero no pueden suplir la atención y el cariño que deben proporcionar los padres. No puedes olvidar, que el verdadero regalo es el tiempo de calidad que pasas con ellos, ya que es determinante para su desarrollo.

Desde Psico·Salud te ofrecemos las siguientes pautas para hacer que este tiempo de calidad sea mucho mejor:

  1. Desconecta el móvil: Estamos todo el día “conectados” al móvil por un u otro motivo. Dedica un tiempo en el que no importa lo que tengas que hacer después o mañana. Centra toda la atención en ese tiempo a tus hijos y lo que estás haciendo con ellos.
  2. Implícate en sus actividades: para ellos sus actividades son importantes. Involucrarte en ellas no solo te permitirá pasar más tiempo con tus hijos, sino también conocer más sus gustos, tener más temas de los que hablar, etc.
  3. Juega con ellos: jugar es primordial para desarrollar muchas de sus habilidades. Participando en sus juegos, pasaremos tiempo de disfrute con ellos. Además, estarán encantados.
  4. Pregúntale que le gustaría hacer y hacedlo juntos.
  5. Hazlos participes de las cosas cotidianasno siempre se tienen que hacer cosas especiales para pasar tiempo de calidad. Ir hacer la compra, preparar la cena, incluso no hacer nada, puede ser un buen momento para hablar con ellos, contarles un cuento, anécdotas familiares, etc.

Psico·Salud.

Centro de Psicología en Tenerife.

Síguenos en twitter.

Psico·Salud

Autor Psico·Salud

Gabinete de psicología en Tenerife. Especializado en en Psicología de adultos, pareja, infantil y adolescente. ¡Nos apasiona lo que hacemos!

Más entradas de Psico·Salud

Deja tu opinión