Los niños sienten miedo a distintas situaciones, ciertos objetos, seres reales o imaginarios. Como padres, es normal que en determinadas ocasiones nos preocupemos. Los vemos pasarlo mal y queremos protegerles de cualquier cosa que les haga sentir emociones desagradables o de cualquier posible daño. A veces el sufrimiento que este miedo les genera es tan grande que nos preguntamos si es un problema que requiere de ayuda profesional o si por el contrario es normal.

Mi hijo tiene miedo, ¿es normal?

Es normal que durante la etapa infantil y en algún momento del desarrollo del niño se presenten determinados miedos. Los temores suelen variar y evolucionar a medida que el niño va creciendo. Y la mayor parte de veces se van superando y olvidando sin necesidad de buscar ayuda profesional.

El miedo es una emoción necesaria y adaptativa que nos permite sobrevivir. Tanto niños como adultos sentimos miedo antes aquello que pueda supone una amenaza para nuestra supervivencia (animales, sitios altos y/o personas extrañas, por ejemplo). Si no sintiéramos miedo, no podríamos protegernos.

Para saber si debemos o no buscar ayuda profesional podemos valorar si el miedo que presenta nuestro hijo va acorde a su edad y etapa evolutiva. Nuestro hijo presentará miedo a una cosa u otra en función de su edad y la etapa evolutiva en la que se encuentre. Así, hay miedos que se consideran evolutivos, no presentan una intensidad emocional elevada y sobre todo no generan mucha interferencia en la vida normal de nuestro hijo.

¿Cuáles son los miedo más frecuentes?

  • Cuando tienen menos de un año lo normal es que sobresalten por ruidos fuertes, sobre todo si son repentinos.
  • A partir del primer año puede aparecer miedo a la separación así como a personas y objetos extraños. Estos últimos miedos se hacen más intensos hacia los dos años de edad. También puede aparecer el temor a animales pequeños e insectos.
  • Hasta aproximadamente los seis años de edad es común que el niño tenga dificultades para separar lo real de lo imaginario y presente miedo a seres extraños como monstruos o fantasmas. Puede pasar que persista el miedo a los animales, a estar solos o a lo desconocido. Tal vez el miedo más frecuente sea el miedo a la oscuridad que suele aparecer en torno a los dos años y persistir hasta los seis. Cuando se apaga la luz, la imaginación se dispara y los ruidos se malinterpretan.
  • Entre los seis y los once años los niños comienzan a tener miedos más realistas como pueden ser el temor a los hospitales, médicos, inyecciones y/o heridas. En esta etapa es común que sientan miedo a las malas notas y a los profesores o incluso a fenómenos naturales como las tormentas. Puede ser que les preocupen aspectos sociales relacionados con sus compañeros de clase. Aparecen también miedos relacionados con la posibilidad de daño físico o situaciones peligrosas como ser atropellado o que entre un ladrón en casa.
  • Cuando llegamos a la preadolescencia, entre los once y los trece años, la fuente normal de temor se relaciona con conceptos abstarctos como el fracaso, la soledad y/o la crítica. Estos suelen aparecer en situaciones sociales o escolares como cuando son castigados, deben exponer algún trabajo, cuando suspenden o temen quedarse sin amigos.
  • A medida que se acercan a la adolescencia, entre los trece y los dieciocho años, los miedos empiezan a hacerse más complejos. Suelen relacionarse con la identidad, la imagen personal, inseguridades a nivel social, sexual y con el rendimiento personal. Incluso pueden aparecer preocupaciones políticas y económicas.

Estos miedos son moderados y pasajeros. Cuando el miedo persiste o es muy intenso podemos poner en marcha estrategias que les ayuden a superarlos o pedir ayuda profesional.

En Psico·Salud, nuestro gabinete de psicología en Tenerife tenemos psicólogos especialistas en psicología infantil y adolescente que pueden brindarte pautas y herramientas tanto a ti, como padre o madre, como a los niños y adolescente para hacer frente a esos miedos que tanto nos preocupan. Puedes pedir cita aquí y leer sobre nuestro servicio de psicología infantil y adolescente en tenerife aquí.
Tal vez te interese leer: ¿Cuándo llevar a mi hijo al psicólogo?
Psicología en Santa Cruz de Tenerife

Tais Pérez. Psicóloga de adultos, pareja, infantil y adolescente en Tenerife.

Sígueme en Twitter

Psico·Salud. Gabinete de Psicología en Tenerife.

Síguenos en Twitter

 

Bibliografía:

  • Valiente, R., Sandín, B. y Chorot, P. (2010) Miedos en la infancia y adolescencia. Uned, Universidad Nacional de Educación a Distancia.
Tais Pérez Domínguez

Sobre Tais Pérez Domínguez

Psicóloga Sanitaria. Máster en Clínica y de la Salud con amplia experiencia en evaluación, diagnóstico y tratamientos de problemas y trastornos psicológicos. Twitter: @taispd

Haz un comentario