Todavía ocurre que cuando te preguntan a qué te dedicas, y respondes “soy psicólogo” le falta tiempo a alguien a decir “¡No me psicoanalices!, ¿eh?”, respuesta que me sigue resultando divertida, ya que parece que poseamos habilidades más cercanas a la adivinación propia de los médiums que tristemente pueblan la televisión nocturna, que a las técnicas terapéuticas convencionales con las que trabajamos. Al fin y al cabo es deber de los propios psicólogos hacer llegar “al gran público” una idea más amplia de la psicología que la que ha difundido Woddy Allen, donde el diván y los traumas infantiles no resueltos estaban siempre presentes.

Pero hay una frase, menos habitual que la anterior por suerte, que no me resulta tan graciosa de oír y que, cuando alguien la comenta, me niego a pronunciarme: Yo no creo en la psicología

Cuando la oigo me entra una curiosidad enorme por conocer el sistema de creencias que configura la vida de mi interlocutor donde, por excusarlo un poco, pienso en cuánto daño están haciendo todas esas “disciplinas” que la gente confunde con psicología.

Creo”, por tanto, que se hace necesario definir lo que es una creencia. Para tener una creencia es necesario que la persona crea en ella, según la R.A.E, creer es tener por cierto algo que el entendimiento no alcanza o que no esta comprobado o demostrado. Esto es importante matizar esto, para creer en algo no es necesario que el individuo demuestre que es verdad, por eso la gente cree en Dios (cada cual el suyo) o cree en las energías de la tierra o en la existencia o no de alienígenas. Las creencias son pensamientos o ideas que se creen, y que generalmente las definen los grupos sociales donde vivimos, como por ejemplo, las creencias políticas, las creencias religiosas, los mitos, las leyendas, etc.

Esto me hace recordar una anécdota que nos contaba nuestro profesor de Personalidad en la Universidad. Comentaba que una vez le abordó una pareja de testigos de Jehova y él denegó la invitación a charlar sobre la religión que aquellos proponían. Cuando uno pregunto el por qué de su negativa, el profesor respondió: “Porque no me creo la mía, que es la verdadera…

Ese es el punto crucial, ¿cuál es el Dios verdadero?, ¿cuáles son las mejores ideas políticas?, ¿cuál es la mejor forma de exorcizar una casa?, etc. Sin embargo, ¿cuál es la mejor intervención en caso de personas que sufren crisis de angustia?, ¿cuál es el mejor tratamiento para el trastorno obsesivo-compulsivo?, ¿cuáles son las herramientas más recomendadas para el tratamiento de la conducta suicida en pacientes con depresión?, etc. Eso ya es harina de otro costal.

Hoy por hoy la Psicología es una ciencia, es decir, una disciplina que acumula un “corpus de conocimientos” mediante la observación objetiva, el análisis de los datos  y la descripción de los fenómenos psicológicos, con la intención de formular hipótesis o explicaciones sobre el origen y naturaleza de los mismos, y de esta forma poder elaborar predicciones y cambios en función de objetivos establecidos de antemano.

Por tanto, ¿debería creer en la psicología?, o ya puestos, ¿debería creer en la biología o en la medicina?, ¿debería creer en la estadística o en la evolución darwiniana?, ¿en la química o en la geología? La respuesta es no, claro que no.

No creo en los modelos psicológicos que pretenden explicar el origen, desarrollo y mantenimiento tanto de los problemas psicológicos como de los hábitos adecuados que favorecen la salud mental. No creo en las observaciones ni evaluaciones psicológicas que pretenden delimitar los problemas identificando las variables relacionadas así como los recursos con los que cuenta la persona para afrontarlos. No creo en los diseños de tratamiento que, basándose en el trabajo sistemático de los investigadores y los clínicos, pretenden discriminar qué funciona, para quién funciona y sobre qué funcionan los tratamientos. No creo en el trabajo de los profesionales que elaboran, desarrollan y mejoran herramientas y técnicas terapéuticas. No creo en las investigaciones sistemáticas que buscan respaldar la eficacia de los tratamientos y que ponen de manifiesto sus limitaciones y errores para que puedan ser mejoradas.

No creo en nada de eso. Tienen razón aquellos que dicen “yo no creo en la psicología”, no puedo estar más de acuerdo, porque en la ciencia no es necesario creer.

El que sabe, no puede creer. El que cree no puede saber.

Ernest Borneman

Sergio García Morilla. Psico·Salud

Centro de Asistencia Psicológica

Twitter Sergio

Sergio García Morilla

Autor Sergio García Morilla

Psicólogo clínico en Tenerife, especializado en terapia cognitivo conductual y de tercera generación posee una amplia experiencia en evaluación, diagnóstico y tratamiento de trastornos psicológicos en adultos. Twitter: @sergiogarmor

Más entradas de Sergio García Morilla

Join the discussion 31 Comentarios

  • José Miguel dice:

    Enhorabuena por tu artículo. Me veo reflejado en tu experiencia cuando te presentas diciendo que eres psicólogo, y muy de acuerdo con el argumento y contenido del resto del escrito. Me vale para abrir los ojo y darme cuenta, por tanto, que yo tampoco creo en la psicología.
    SALUDOS

    • Psico·Salud Psico·Salud dice:

      Muchas Gracias por tu comentario José Miguel!

      Me alegro de que te haya gustado el artículo, estamos empezando con esto del blog e iremos actualizando contenidos, espero que sean de tu agrado y que cada vez seamos muchos más “no-creyentes”.

      Un Saludo.

  • M Carmen Jiménez dice:

    Sergio, felicidades por tu artículo.

    Yo tampoco creo en la psicología y sólo dudo de ella par plantearme nuevos modelos y prácticas. Al fin y al cabo, la ciencia avanza dudando de lo ya aprendido, tratando de afinar e ir un pasito más allá.

    Un saludo

    • Psico·Salud Psico·Salud dice:

      Gracias por tu comentario MªCarmen!

      No puedo estar más de acuerdo con lo que escribes, la ciencia se basa en la duda y en el cuestionamiento de las “verdades” que damos por supuestas y en intentar refutarlas o confirmarlas, siempre con un espíritu crítico.

      Un Saludo!

  • Me ha gustado mucho lo que dices 🙂 Saludos. Creandyy pedagoga

  • Eva dice:

    Buenas tardes Sergio, la verdad del articulo?,
    me ha encantado y sobre todo me ha llevado a la reflexion.
    Es cierto q la tonica al saber q eres psicologo no es otra q la q comentas…..creo q esta vision generalizada dl psicologo jamas va a cambiar y sobre todo me uno a ser ” no-creyente”.
    Muchas gracias por tu articulo.
    Saludos,
    Eva.

    • Muchas Gracias por tu comentario Eva!
      Me alegro que te haya gustado. Te animo a que luchemos juntos para que esa visión generalizada que la gente tiene del psicólogo termine ajustándose a la realidad, y que cada vez “reclutemos” más “no-creyentes” a nuestras filas.
      Un cordial saludo!
      Sergio.

  • Dedadialpa dice:

    Mi jefa vive diciendo, “yo no creo en la psicologìa” los psicologos tarde o temprano se vuelven locos, y la verdad me dan ganas de caerle a palos por….=#()((//&%%$ …. Ahora entiendo, gracias por la aclaraciòn.. Acabo de terminar el quinto año y estoy preparando una tesis en la que no creo…. Saludos, muy acertado tu comentario.

  • alejandro dice:

    estoy totalmente de acuerdo con vos , la verdad que me alegra saber que hay otras personas que piensan como yo , muy buen articulo me encanto leerlo , saludos 😀

  • Djacobo dice:

    Veo venir una creciente ola de corrientes pseudo-psicologicas el cual contribuyen a desprestigiar el labor de los que nos dedicamos a la salud mental.
    Nuestro compromiso como psicólogos debe ser tomar de la mano las bases con las que la ciencia se rige y cotejarlas con nuestra labor terapéutica.
    No debe existir la flexibilidad sobre contribuir y fomentar la pseudo-corrientes-psicológicas. Que su efecto placebo desprestigia el avance de la psicología.

    Te invito a mi FanPage, procuro y promuevo la divulgación psicológica.

    Saludos y muy buen articulo.

    • Muchas Gracias por tu comentario y contribución Djacobo, estoy muy de acuerdo contigo.
      Lamentablemente las corrientes pseudocientíficas ya están bastante arraigadas en la cultura popular. Por lo que como dices, es muy necesaria la divulgación en ciencia para paliar el daño que se está haciendo en muchas áreas del conocimiento y directamente en la vida y la salud de muchas personas.

      Un Saludo!

  • Marisa dice:

    Para que la psicología pudiera ser considerada una ciencia tendrían que poder ser replicables sus experimentos y constatar o no la consistencia de los resultados.
    Esto no ocurre ni podrá ocurrir con los tratamientos psicológicos porque no todas laas variables son controlables; la más elocuente es la variable terapeuta.
    Un cordial saludo

    • Estimada Marisa,
      Tienes razón, uno de los pilares básicos de la ciencia es la replicabilidad de sus resultados. Y si bien es cierto que la ciencia es amplia y las disciplinas científicas son diversas, estas deben cumplir una serie de métodos respaldados por la comunidad científica. En el caso de la psicología los métodos más utilizados son el método correlacional, el experimental y el método clínico. Los tres se enmarcan dentro del método científico-natural y tienen en común que parten de la observación sistemática de la conducta. Esta observación lleva a la formulación de hipótesis y la proposición de teorías explicativas. Desde luego en los 3 métodos es fundamental que las observaciones realizadas puedan ser replicadas y todas las hipótesis puedan ser contrastadas por otros investigadores.
      Por otra parte comentar que respecto a los tratamientos psicológicos, la psicología clínica y experimental ha estado muy acertada. Cada vez es más frecuente encontrar guías de practicas eficaces basadas en la evidencia donde no solamente pueden controlarse las variables del terapeuta, de suma importancia en la eficiencia de la terapia, también se miden variables conductuales de diverso tipo, generalmente relacionadas con la sintomatología del síndrome o cuadro clínico a estudiar. Se hacen experimentos con grupos control a doble ciego que garantizan la imparcialidad de los resultados y se replican varias veces. Se formulan hipótesis e incluso teorías sólidas, e irrefutables hasta el momento, como las del aprendizaje y condicionamiento.
      Es un tema apasionante y muy extenso habrá que hacer un post al respecto 😉
      Muchas Gracias por comentar.

      Un Cordial Saludo

  • Julieta dice:

    Me encanto este artículo muchas felicidades por la reflexión, considero que efectivamente la duda es el principio del conocimiento y como profesionales de esta hermosa carrera es necesario mantenernos en todo momento una mente abierta para que pueda llegar a nosotros el conocimiento,abandonar dogmas y determinismo que lejos de ayudar obstaculizan nuestro desempeño. Saludos

  • Jesús Valenzuela dice:

    Me ha gustado! Pero difiero en considerar la psicología como una ciencia ya que nosotros los psicólogos no tenemos parámetros de medidas o pasos a seguir para entrar en trabajo con un sujeto, pues cada uno es diferente y se constituye por diferentes estilos de vida. Y es aquí donde lo maravilloso de la psicología que no sea considerada como una ciencia pues es un arte, una diversidad de pensamientos, técnicas, conductas, dinámicas del psicólogo para intervenir con el otro. Lo más cercano dentro de la psicología a una ciencia es la estadísticas, por eso algunas personas tienden a confundir o mejor dicho, prefieren decir que la psicología es una ciencia porque ni ellos mismos podrían en cómo respaldar en su trabajo.

    • Muchas Gracias Jesus,
      La psicología, desde mi punto de vista es una ciencia porque se vale del método científico para su progreso. Si bien es cierto que le queda mucho camino por andar y muchas tendencias y escuelas que pulir, no podemos utilizar el argumento de que la psicología no es una ciencia porque cada ser humano es diferente, si así fuera tampoco sería una ciencia otras disciplinas como la medicina, la fisiología humana, la neurología, o cualquier otra que tenga como objeto de estudio al ser humano. Por otra parte, es cierto que la psicología al igual que la medicina se basa mucho en el método estadístico (por ejemplo el DSM V, manual diagnostico estadístico de los trastornos mentales) sin embargo no es el único método que utiliza, de hecho es más bien una herramienta de trabajo para diversos métodos como el experimental o el clínico.
      Estoy de acuerdo con que la psicología es un arte pero solo en la acepción relacionada con el virtuosismo, disposición y habilidad para ejercerla, competencias valiosas para ser un buen psicólogo. No con visiones personales de la realidad. Nuestras mentes son únicas al igual que nuestros cuerpos pero un médico puede curarlo al igual que un psicólogo puede tratarlo, existen leyes que gobiernan el comportamiento y eso es lo que la psicología científica se esmera en encontrar.

      Muchas Gracias por tu aportación
      Saludos!

  • Bruno dice:

    Hola, Sergio:
    Considero que referirse a una ciencia concreta como algo en lo que creer o no, pero al mismo tiempo obviar la inevitable creencia en el método científico por el cual se afirma “en la ciencia no es necesario creer”, es una paradoja.También es paradójico que sea un psicólogo de una corriente concreta y limitada (a una serie de preceptos que forman la base misma de su propio método científico) el que dice eso, pues debido a los diferentes criterios para validar hipótesis de cada corriente, hacen de la psicología algo bastante difuso y difícil de estandarizar.
    Me parece un estupendo tema de discusión y, sobretodo, carnaza para la fauna de “contrapsicólogos”, nihilistas desinformados y fanáticos de la ciencia. Yo sin embargo, no estando del todo en contra de tu artículo, me quedo mejor con una frase que me representa de manera más acertada en cuanto a mi conocimiento de la psicología: lo confieso, no creo en ninguna corriente de la psicología.

    • Muchas Gracias por tu aportación Bruno,
      La psicología como ciencia la entiendo como la disciplina que estudia la conducta y los procesos mentales (los llamados eventos internos) bajo el amparo del método científico. Este método no deja de ser un algoritmo de trabajo, un protocolo que ayuda al investigador (da igual la disciplina que abarque) a dejar de lado la percepción propia de la realidad, sus sesgos, prejuicios y demás variables que puedan entorpecer o desvirtuar los resultados (el estudio, lo más objetivo posible de la realidad). Apunto esto, porque en psicología estos factores son especialmente problemáticos.
      Por otra parte, comentar que la psicología es una ciencia relativamente joven, aunque los primeros estudios en laboratorio experimental datan de finales del XIX con Wundt en Alemania. Esto implica que en la actualidad todavía conviven corrientes psicológicas con diversos modelos explicativos. Este fenómeno de convivencia de modelos es muy habitual en el origen y desarrollo de cualquier disciplina científica (a pasado en biología, medicina e incluso física) y es precisamente el estudio sistemático y las investigaciones bajo el método científico la que, con el tiempo, perfilan la realidad teórico-práctica de una disciplina.
      Esto ocurre en psicología y si hojeas las principales guías de intervención clínica eficaz basada en la evidencia, es decir, aquellas respaldadas con estudios que cumplen estándares de calidad suficiente, puedes observar una tendencia cada vez más clara hacia modelos concretos dentro de la psicología, por ejemplo el modelo cognitivo-conductual.
      Es cierto que todavía queda mucho camino, es cierto como dices que este tema es foco de atención de personas que “no creen en la psicología” o personas cuya concepción de ciencia pura es únicamente la física teórica. Sin embargo, estamos viviendo un momento hermoso respecto a esta ciencia, un momento de consolidación, de lucha contra las pseudociencias, de separar el grano de la paja.

      Nuevamente, gracias por tu comentario.
      Saludos!

  • JENNIFER dice:

    Mi pregunta sería si la ciencia nos es también una creencia? Hoy por hoy también se ha ofrecido la postura de que los parametros de “demostración” es decir la confiabilidad y validez de la ciencia , son establecidos bajo supuestos de validación , es decir verdades legítimadas, que no necesariamente por esto implica verdad. Estoy de acuerdo en que la psicologia es vista como un cliché , a la que se le atribuyen poderes propios del ocultismo, pero , me parece que incluso nuestros propios principios epistemologicos son cuestionables…

    • Hola Jennifer,
      Haces una aportación muy interesante al debate. Algo extensa pero interesante.
      En general, en ciencia no debemos considerar nada como probado, nada es una verdad única e incuestionable en sí misma, si no que las cosas se consideran cambiantes, con supuesto carácter provisional. Por eso es ciencia y no otras corrientes más rígidas o odogmaticas. Ahí radica la diferencia.
      Desde mi opinión, en la ciencia no cabe hablar de verdad o verdades absolutas o incluso de que algo es “verdadero”, porque los enunciados científicos no buscan ser verdades inalterables, por eso existe progreso científico y éste no tiene límites.La clave no está en buscar la verdad, la ciencia nunca ha pretendido eso, si no elaborar explicaciones cada vez mejores de la realidad que observamos, en elaborar modelos explicativos cada vez mejores de la realidad. Siempre mejorando, siempre avanzando.

      Muchas Gracias por comentar.
      Un Saludo!

  • Ferna dice:

    Hola leí tu articulo y en realidad no estoy en todo de acuerdo contigo, considero que cualquier ciencia social solo existe si esta se utiliza las estadísticas y los principios basicos y epistemologicos de las ciencias naturales como la falsación, la experimentación y las leyes generales el cual es difícil de preveer en la sociología psicología o cualquier tipo de ciencia humanista, ya que el objeto de estudio dificil y complejo que no puede ser encasillado en tal ley científica, . Por ello considero y no solo yo, sino también los epistemologos ( ver problema de la demarcación) que la psicología clinica es una pseudociencia te guste o no, no se pueden falsear sus postulados pues el objeto de estudios son nada menos que seres humanos diferentes. Te cito ya que me parece incorrecto lo que pusiste: .”podemos utilizar el argumento de que la psicología no es una ciencia porque cada ser humano es diferente, si así fuera tampoco sería una ciencia otras disciplinas como la medicina, la fisiología humana, la neurología, o cualquier otra que tenga como objeto de estudio al ser humano”. la medicina no estudia al ser humano, solo estudia su cuerpo y las enfermedades que lo aquejan, por lo tanto si existe un organo en mal funcionamiento pues le indicara los pasos para que se pueda sanar,sin embargo la gran diferencia con la psicología clinica es que la medicina puede indicar pasos que son para todos los pacientes por igual para sanarnos, ya que todos tenemos ese mismo organo. El trabajo de la psicología clinica más me parece la tarea de un consejero especializado, el cual la sociedad le a ayudado a que tenga una gran autoridad y fiabilidad casi a nivel de un doctor, grave error ya que las personas no se pueden dar cuenta de sus propios problemas.
    Ojo no digo toda la psicología, solo ese sector .

  • Benjamin dice:

    Bueno, me parece terriblemente vanidoso comparar la psicología con verdaderas ciencias como por ejemplo la química. Es muy sencillo de explicar, si yo combino dos hidrógenos (con valencia +1 en estado de protón) con un Oxígeno (de valencia -2) en el 99.999999999999999999999999999999999% (por no decir 100% que está prohibido…), me dará una molécula H2O. Eres capaz de decirme que usar las herramientas de psicológicas con los individuos se acercará a esa proporción de éxito? (Con un 70% de las veces ya me conformaría….) Por lo tanto eso ni es ciencia ni es naaahhhhhhhhhh!!!! jajajajaja

  • María dice:

    Considero tu artículo interesante en cuanto es convincente y persuasivo por su simpleza de argumentación. Pero su herramienta empleada ha sido la demagogia. Estoy segura que serás un gran profesional, no tengo la mínima información para decir lo contrario, pero igual te has equivocado de profesión y lo tuyo es ser un comunicador de ideas.
    Al margen de ello, quizás los psicólogos, como los políticos, deberíais explicar mejor a la sociedad qué es lo qué hacéis y cómo lo hacéis; que no es lo mismo que nos expliquéis lo que queréis alcanzar. El ser humano es muy variable, ¿podréis sacar las fórmulas de nuestros múltiples comportamientos, para poder incidir positivamente en ellos? ¿Queremos qué seáis capaces de hacerlo?

  • Luis dice:

    La ciencia, como todo en la vida se basa en creencias. La ciencia intenta ser objetiva, pero evidentemente no lo logra porque todo ser humano vé a través de su subjetividad, y la ciencia es humana, por tanto subjetiva. Digamos que busca acercarse lo posible a la objetividad dentro del pequeño margen que tiene bajo los barrotes de su subjetividad individual.. Decir “yo no creo en la psicología porque estoy convenciddo de ella” es ignorar y matar al sujeto. Anularle(se) en uno y en el mundo. La ciencia no tiene ninguna verdad, como nada ni nadie, que sepamos. La ciencia implica simplemente (que no es poco) que se estudia algo a través del método científico, cuando algo queda demostrado a través de este método (demostrado no quiere decir que sea verdad) la ciencia establece un paradigma. Esto no significa que sea una verdad incontestable porque de hecho la ciencia se basa en la falsación. En la historia ha habido y habrá numerosos cambios de paradigma, es decir, que paradigmas que la ciencia hoy en día considera demostrados científicamente (y que todo el rebaño de ignorantes que no son científicos considera como una verdad) en algún momento se demostrará por el mismo método que no lo eran, y se producirá un cambio de paradigma que podrá ser, a su vez cambiado después.
    Y esto es porque la ciencia viene fallada como toda disciplina porque es humana y como el humano, viene fallada de fábrica. Sólo podemos acercarnos a poder pensar los fenómenos que nos rodean pero no a llegar a la verdad. Esto aplica a todas las disciplinas, incluso las teorías de Enstein han demostrado tener fisuras. Benjamin, la psicología también aplica el método científico, con tu post estás dando al menos dos muestras de ignorancia: 1. Que crees en lo que dice la química como una verdad absoluta, desde ese punto de vista no eres científico, eres religioso. 2. No reconocer la psicología como ciencia, que se basa en el mismo método de investigación, falsación, elaboración de hipótesis y establecimiento de leyes al igual que la química, demuestra otra vez que no eres científico, y que eres un mal religioso, ya que veneras a la química y a la vez la traicionas,… ¡Dos padres nuestros!
    En tu artículo Sergio, disculpas a los que dicen que no creen en la psicología por culpa de las otras disciplinas… ¡Enhorabuena! Perteneces a una de ellas. Es un discurso cuasipsicótico en el que afirmas que posees, o que la ciencia posee alguna verdad… Es lo mismo que los testigos de Jehová, que afirman sus verdades, por ejemplo que la biblia original nombraba una cantidad muy significativa de veces a Jehová, entre otras, y lo han demostrado a su manera, tienen pruebas.
    En conclusión, no le hace bien a la gente que le digáis que teneis respuestas sobre su angustia. No las teneis, lo único que podemos ofrecer es la posibilidad de escucharles (que ya es mucho) para guiarles a ellos en su búsqueda de las respuestas que ellos ya tienen. Gracias a todos “los testigos de la ciencia”, ovejas asesinas de la subjetividad y de la esencia del sujeto, la gente no confía en la psicología ni en la ciencia, y se mancha su nombre. Por eso salen a la palestra ignorantes de bar como benjamín que se creen que por tener boca pueden hablar de lo que no saben. Pero ¿Cómo no van a pensar eso? Si los autodenominados profetas de la ciencia, con su título universitario, Máster, etc, también dicen lo que les da la gana.

  • Laura dice:

    Yo no creo que la psicología se pueda considerar como ciencia, puedo entender que sea una disciplina (o un saber) que se rige mediante el método científico, pero no creo que pueda establecer leyes universales que es uno de los principales objetivos de la ciencia.

  • […] la Psicología pueda parecer una ciencia nueva no lo es, la acompaña más de un siglo de historia. Hoy vamos a […]

  • […] psicología es una ciencia relativamente joven, pero una ciencia. Esto puede verse en el hecho de encontrar multitud de escuelas, modelos y teorías que […]

Deja tu opinión