¿Por qué buscar tratamientos eficaces?

Cuando uno toma un medicamento confía en que su eficacia haya sido probada científicamente, que haya pasado todos los controles necesarios y se hayan hecho adecuadas pruebas que demuestren su eficacia. Al igual que cualquier fármaco, un tratamiento psicológico debe pasar evaluaciones y controles científicos para saber si es eficaz respecto al problema que quiere solucionar.

Así, de igual modo que no deberíamos tomar un fármaco cuya eficacia no estuviera demostrada, tampoco deberíamos seguir un tratamiento psicológico que no se sabe si funciona para lo que necesitas, sobre todo si existen otras alternativas de tratamiento de eficacia demostrada.

 

En Psico·Salud sabemos la importancia de conocer qué tratamientos psicológicos se han mostrado más eficaces para cada problema y la necesidad de adaptarlos de forma única a cada persona que nos solicita ayuda. Por eso trabajamos desde el modelo cognitivo – conductual  (TCC) por ser el que dispone de mayor respaldo científico. Las principales guías de práctica clínica basadas en la evidencia científica, tanto nacionales como internacionales (como la National Institute for Health and Clinical Excellence –NICE-, o las Guías de Práctica Clínica del Sistema Nacional de Salud) recomiendan la TCC como el tratamiento de primera elección para la mayoría de los trastornos psicológicos. Nuestros terapeutas poseen una amplia formación y experiencia clínica en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento bajo la perspectiva de este modelo. La actualización y especialización nos ha llevado al ejercicio de nuestra terapia centrada en las llamadas “terapias de  tercera generación” que son una derivación actual del sólido modelo de la TCC. 

En Psico·Salud defendemos y aplicamos en nuestro ejercicio profesional los principios éticos del Código Deontológico del Psicólogo, nuestra prioridad es la atención individualizada y confidencial de tu demanda, mediante un trabajo serio, competente, comprometido y responsable.