El mejor regalo que podemos dar y recibir.

Las relaciones interpersonales son complejas, tener pareja es un acto de confianza y de entrega donde solemos dar lo mejor de nosotros mismos sin esperar nada a cambio. Sin embargo, la forma en que nos entregamos es clave. Pero como todo en esta vida existen riesgos. El mejor regaloNo podemos darlo todo y perder nuestra identidad en el camino, porque con el tiempo no nos reconocemos a nosotros mismos. No podemos entregarlo todo y poner en las manos de otra persona la llave de nuestra felicidad, porque en ocasiones, la persona a la que nos entregamos puede no entender la enorme responsabilidad que supone tener las emociones, sueños, expectativas e ilusiones de otro ser humano entre sus manos.  Puede que no entienda el regalo que esa persona le ha hecho.

Pero que mejor manera que ilustrar esta bonita idea mediante una metáfora. Hoy queremos compartir con todos/as este precioso corto de animación que refleja hasta que punto la entrega total puede ser un riesgo y cómo las relaciones sanas son aquellas equilibradas y respetuosas con la propia identidad y emociones así como las de nuestro compañero/a.

Esperamos que os guste.

The Gift from miniestudio on Vimeo.

Sergio García Morilla. Psico·Salud

Centro de Asistencia Psicológica

Sígueme en twitter

Sergio García Morilla

Sobre Sergio García Morilla

Psicólogo clínico en Tenerife, especializado en terapia cognitivo conductual y de tercera generación posee una amplia experiencia en evaluación, diagnóstico y tratamiento de trastornos psicológicos en adultos. Twitter: @sergiogarmor

3 Comentarios

  • Susana dice:

    Bellísimo artículo “El mejor regalo que podemos dar y recibir”. Felicidades Sergio García Morilla por tan linda edición.
    Soy fiel seguidora del Blog Psico.Salud y actualmente curso la carrera de Psicología así que es de mucha ayuda todo lo que leo por aqui!
    Saludos Cordiales desde Costa Rica.

  • Llinphi dice:

    Encontré este sitio por medio del face… me encantó el video y el texto que lo acompaña me llegó tanto… quizás por que lo dí todo y más a mi pareja, para conseguir tristeza y lágrimas y si me quedé vacía y extraviada y … ahí me quedé perdida

Haz un comentario