Duelo. Cuando la pérdida no se supera

La gran mayoría de nosotros admite fácilmente que todos en algún momento hemos de morir, pero al mismo tiempo nos mostramos reacios a considerar nuestra propia muerte de manera próxima, o la de las personas queridas que nos rodean. Durante miles de años las personas hemos elaborado duelos recurriendo a los medios disponibles en cada comunidad. Sin embargo, el paso del tiempo y los cambios que se han dado en nuestra sociedad, han producido un nuevo enfoque, ya que en muchas ocasiones se carece del sentido de comunidad y familia extensa que facilitaba el apoyo, como en épocas anteriores.

Duelo-cuando-la-perdida-no-se-supera

La pérdida de un ser querido puede ser el factor más estresante en la vida de una persona, especialmente si ocurre de manera imprevista y se trata de un hijo. Cuanto más nos afecte esta pérdida en nuestra vida diaria y cuanto más rápida e imprevista sea, el impacto emocional que tendrá en nosotros será mayor. En concreto, hay una diferencia notable entre el duelo, la aflicción por la muerte de un joven y el dolor experimentado por el fallecimiento de una persona adulta. La muerte de un hijo la consideramos como algo antinatural, una inversión del ciclo, lo más parecido a la propia muerte.

El duelo por un ser querido es una experiencia que todos nosotros sentimos, pero no todos los experimentaremos de la misma manera ¿por qué ocurre así? En el momento que fallece una persona próxima a nosotros, no todos tenemos los mismos recursos personales y sociales disponibles, por lo que a unos nos afectará de una u otra forma. Según los autores Bonanno y Kaltman (2001), existen muchas diferencias de unas personas a otras en la manera de vivir el duelo. Estos autores dicen que nos encontraremos con personas que están afectados profundamente durante años y sólo con dificultad consiguen llevar un tipo de vida normal, pero muy limitado. Otros que sufren intensamente, pero por un corto periodo de tiempo. Y, por último, hay quienes superan la perdida casi de inmediato, pudiendo reanudar su vida con normalidad.

¿Qué es el duelo complejo o patológico? ¿se supera?

El duelo se manifiesta en forma de síntomas somáticos como puede ser la falta de apetito y el insomnio, y síntomas psicológicos como la pena, el dolor, la tristeza, ansiedad. Estos síntomas son los más frecuentes tras la muerte de un ser querido, es como si a la persona se le hubiera ido una parte de sí misma y se disipase la perspectiva y esperanza de futuro.  Es la intensidad de los síntomas y la duración de la reacción (más allá de un año), lo que diferencia un duelo del otro.

La experimentación de un duelo patológico depende de una serie de factores, entre los que podemos destacar:

  • Edad de la persona fallecida: no experimentamos de la misma manera el fallecimiento de una persona joven que una adulta, lo entendemos como antinatural.
  • Tipo de muerte: las muertes experimentadas como prematuras, inesperadas o trágicas nos impactan más.
  • Variables psicosociales: las personas con menos apoyo social son más vulnerables a la perdida.
  • Inestabilidad emocional previa del paciente: las personas con antecedentes de depresión o trastornos de ansiedad, con estilos de afrontamiento inadecuados corren mayor riesgo de derrumbe.
  • Experiencia negativa de perdidas anteriores: tener experiencias previas negativas o perdidas recientes nos hace más vulnerables a elaborar un duelo patológico.

Aprender estrategias de afrontamiento sanas, junto con el transcurso del tiempo, es fundamental para hacer frente adecuadamente a la situación creada. Aceptar la realidad, trabajar la tristeza, el dolor, la pena, la ansiedad que nos ha causado la pérdida, reorganizar el sistema familiar y establecer nuevas relaciones y metas en la vida, son parte de las tareas que se han de trabajar para superarlo.

Si te encuentras en esta situación o tienes un familiar que crees que pueda estar pasando por este difícil momento y no consigue superarlo. No dudes en ponerte en contacto con nosotros, el equipo de Psico·Salud, Gabinete de Psicólogos en Tenerife, estará encantado de ayudarte.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

Psico·Salud

Sobre Psico·Salud

Gabinete de psicología en Tenerife. Especializado en en Psicología de adultos, pareja, infantil y adolescente. ¡Nos apasiona lo que hacemos!

3 Comentarios

Haz un comentario