¿Cómo puedo ayudar a alguien con depresión?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que para el año 2020, la depresión será la segunda causa de incapacidad del mundo, lo que pone a este trastorno del estado de ánimo en un lugar bastante preocupante, ya que se calcula que afecta a unos 350 millones de personas. Además es uno de los motivos de consulta psicológica más frecuentes. 

La depresión es un estado de ánimo triste con una pérdida de interés hacia los demás y las actividades que va acompañado de fatiga, alteraciones cognitivas (disminución de la atención, memoria o concentración), así como una visión negativa y catastrofista de las cosas y sentimientos de culpa, inutilidad y baja autoestima.

Cuando alguien cercano a nosotros es diagnosticado de una depresión la primera pregunta que nos viene a la cabeza es , ¿cómo puedo ayudar a alguien con depresión? Aquí te damos las claves:

  • Aprende sobre la depresión. Lee sobre el trastorno depresivo, sus síntomas y su tratamiento te ayudará a detectarlo con mayor facilidad y empezar a ayudar lo antes posible.
  • Estar “ahí”. Demuéstrale que puede contar contigo pasando tiempo con la persona. Escucha, habla o simplemente acompáñala en silencio. Lo importante es que sienta que estás ahí para ayudarla.
  • Animarla a realizar actividades físicas: Anímala a salir a dar una vuelta pero sin presionar y juzgarla si se niega. Hacer ejercicio juntos como caminar, ir al gimnasio, jugar un partido puede ser una gran idea, . Se ha demostrado que el incremento del número de actividades que se realiza es beneficioso pues aumenta el contacto con experiencias gratificantes, lo que repercute en un cambio en los pensamientos y el estado de ánimo.
  • Ayúdala a retomar las rutinas: puede que rutinas tan simples como hacer la compra, limpiar la casa, estudiar y hacer la comida se hayan convertido en actividades muy costosas para la persona que sufre una depresión. Puedes echarle una mano con estas rutinas, no que hagas todo el trabajo pero que las realices con ella sin limitar su autonomía y reforzando cualquier avance  por pequeño que sea.
  • Diferencia a la persona de su problema. A veces las personas con depresión nos provoca sentimientos negativos, creemos que no quiere mejorar o que no hace nada por cambiar su estado. Esto es posible que nos frustre o nos haga desistir en nuestra ayuda. En estos momentos es cuando más nos necesita. Toda la información que aprendiste en el primer punto te hará diferenciar a la persona de su problema, a ponerte con más facilidad en su lugar y a no tirar la toalla si sientes que la situación te supera.
  • Ayuda con las rutinas. Puede que a la persona con depresión le resulte tremendamente costoso seguir las rutinas que antes llevaba. Ir a la compra, salir a pasear, ir al trabajo, gestionar la economía doméstica, cuidar a los niños, limpiar la casa, estudiar; Quizá le puede venir bien alguien que le eche una mano para llevarlas al día. Con ayudar no nos referimos a solucionarle todos los problemas, sino a colaborar en su desempeño sin limitar su autonomía. También es muy importante que reforcemos sinceramente cualquier avance  por pequeño que sea.
  • Cuídate. Para cuidar bien a alguien primero tienes que cuidarte tú. Si en algún momento sientes que la situación te sobrepasa, dedícate tiempo para ti. Haz ejercicio, sal con amigos, mímate un poco con cosas que te agraden. Es posible que esto te haga sentir culpable por estar dejando de atender a tu familiar o amigo, pero tu estado de ánimo y por tanto tu ayuda no serán igual de efectivas si no te cuidas.
  • Si la persona que estamos ayudando tiene ideas relacionadas con la muerte permanece alerta, son peticiones de ayuda. Nunca te tomes sus comentarios como “llamadas de atención”. Habla con él sobre el tema y si tienes dudas o sospechas de que puede hacerse daño, comunícalo a los servicios de emergencias.
  • Solicita ayuda profesional. La depresión tiene tratamiento y cuando no solicitamos ayuda profesional corremos el riesgo de que el problema se cronifique. La depresión es un trastorno altamente incapacitante y muchas veces poco comprendido por la persona y el entorno que le rodea. Si necesitas ayuda profesional o conoces a alguien en esta situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, nuestro Gabinete de Psicólogos en Tenerife estará encantado de ayudarte.
  • Apoya el tratamiento. Una vez iniciado el tratamiento tu colaboración y ayuda sigue siendo fundamental para lograr un buen resultado. Así, puedes recordarle la toma de medicación si fuera necesario, las visitas al médico o al psicólogo, reforzar los cambios positivos que observes y ayudarle a realizar las tareas que le paute el psicólogo para casa.

Si quieres saber por qué se produce la depresión puedes leerlo aquí.

Tais Pérez. Psicóloga en Tenerife.

Sígueme en Twitter

Psico·Salud. Gabinete de Psicólogos en Tenerife.

Síguenos en Twitter

 

Psicología en Santa Cruz de Tenerife

Tais Pérez Domínguez

Sobre Tais Pérez Domínguez

Psicóloga Sanitaria. Máster en Clínica y de la Salud con amplia experiencia en evaluación, diagnóstico y tratamientos de problemas y trastornos psicológicos. Twitter: @taispd

Haz un comentario