¿Cuándo ir al psicólogo?

¿Ir al psicólogo sin estar loco? ¡Qué locura! 

¿Cuándo acudir al psicólogo?

Hace ya algún tiempo que no me siento bien. No tengo ganas de salir y mucho menos de trabajar. Antes al menos me distraía pero ahora con sólo pensar en ir al trabajo empiezo a ponerme fatal. Tengo aún un montón de cosas pendientes que hacer pero es que me siento y no me concentro. Y encima tengo que hablar con los clientes y seguro que quedo como un idiota, ¿por qué me tengo que poner siempre tan nervioso? Antes lo controlaba todo, hacía el doble de trabajo y no había problema, incluso mis compañeros venían a pedirme ayuda, pero ya… Seguro que piensan que por qué sigo en la empresa. Si sólo pudiera quedarme en la cama y no salir en una semana…

Es posible que alguna vez te hayas sentido así o que conozcas a alguien que pueda sentirse identificado. Imagínate que te encuentras en una situación parecida: te afecta en tu vida diaria, se alarga en el tiempo y parece que lo que has intentado no ha funcionado para solucionar las cosas. Entonces te planteas ir a un psicólogo o alguien te lo sugiere, pero…

A) “…si voy significará que soy débil

Acudir a la consulta de un psicólogo significa que buscas ayuda profesional para solucionar tus problemas. Para ponerle solución a algo, necesitamos herramientas que nos permitan resolverlo. Lo que ocurre es que no nacemos con todas ellas ni nos enseñan todas las estrategias adecuadas para solucionar todos los problemas que se nos pueden presentar a lo largo de la vida. Así que es posible que en algún momento no puedas solo/a. Un psicólogo es alguien que tiene la formación especializada necesaria para darte herramientas que te permitirán afrontar y solucionar estos problemas. Si te torcieras un tobillo, buscarías solución yendo al profesional adecuado: un médico. En nuestro campo, los psicólogos te diríamos cómo ponerte el vendaje para que aprendas a hacerlo tú mismo, para que si vuelve a pasarte tengas ya esa herramienta lista para usar sin depender de un profesional.

B)…no creo en la psicología, eso no sirve para nada

La psicología es una ciencia. Al igual que la medicina y la biología. ¿Crees que después de comer haces la digestión? No es necesario que creas en ello, puesto que es un hecho científico.

C)…para eso hablo con algún amigo

Los amigos y los psicólogos ayudamos de manera diferente. Un amigo aconseja y, como te quiere, es posible que no sea muy objetivo a la hora de darte ideas para solucionar tus problemas. Un psicólogo por el contrario, es un asesor externo, objetivo y temporal, que te enseña estrategias adecuadas para solucionarlo por ti mismo.

D)…ya se me pasará

¿Quién no ha escuchado eso de “El tiempo lo cura todo”? En realidad, el tiempo no tiene efecto terapéutico en sí mismo, por lo que no es el tiempo sino lo que hacemos con él lo que nos ayuda a superar las cosas.

E) “…¿cómo voy a hacer eso? Yo no estoy loco, ¡qué tontería!”

El término difuso y generalmente despectivo “loco” suele usarse para denominar a personas que padecen ciertos trastornos mentales considerados graves. Etiquetándolos y apartándolos de lo socialmente aceptado: la “cordura”. Esta desinformación y falta de comprensión,  provoca un estigma que arroja sobre ellos sentencias como el ser violentos, y por lo tanto, temibles.

Ir al psicólogo no quiere decir que hayas perdido la cabeza. La gente que acude a terapia psicológica lo hace por multitud de motivos y circunstancias que, si hiciéramos una lista de todas ellas, en algún momento de nuestra vida viviremos y sentiremos unas cuantas. De hecho, un pequeño porcentaje de las personas que acuden a consulta psicológica privada presenta un trastorno mental grave.

Pero, ¿por qué viene la gente a consulta? ¿cuándo es conveniente ir al psicólogo? ¿Cómo saber cuándo es el momento? Desde Psico·Salud, nuestro Gabinete de Psicología en Tenerife, y para asegurarte que tendrás tu cabeza localizada en todo momento, te explicamos algunos de los motivos más frecuentes por los que la gente decide venir a consulta y los signos de alarma que pueden ayudarte a decidir si éste es el momento.

¿Por qué va la gente al psicólogo?

Ansiedad: Otra vez igual, parece que se me va a salir el corazón por la boca y este nudo en el estómago no me deja ni respirar. Qué horror, me estoy asfixiando y parece que no se me va a pasar nunca.

Problemas de sueño: Más de 30 vueltas he dado ya en la cama, son las 4 de la mañana y me levanto a las 7, no voy a dormir ni 3 horas. Y la semana pasada dormí apenas 4 horas diarias y cuando consigo dormir más, me despierto 4 o 5 veces.

Depresión: No tengo ganas de levantarme de la cama, no quiero ver a nadie. No me apetece salir como antes. Estoy cansado/a de sentirme triste todos los días, nada de lo que hago me sale bien.

Problemas en las relaciones sociales: No sé qué pasa que siempre tengo problemas con la gente, ojalá supiera relacionarme de otra manera.

Terapia de pareja:  Hace tiempo que no estamos bien. Discutimos todo el rato, las pocas veces que hablamos. Nunca nos ponemos de acuerdo y no recuerdo la última vez que tuvimos relaciones sexuales.

¿Te sientes o has sentido identificado alguna vez con alguno? Son motivos frecuentes de consulta que pueden llegar a ser bastante cotidianos. Además de todo esto, es común atender a personas cuyo motivo de consulta es una fobia, problemas de autocontrol, adicciones, estrés laboral, pérdida de un ser querido, preocupaciones excesivas, problemas con los estudios…

Signos de alarma para considerar pedir ayuda profesional:

  1. Lo que te ocurre te está causando problemas significativos en tu vida diaria. Puede ser en tu familia, a nivel social, en el trabajo o en los estudios.
  2. Te genera un gran malestar y sufrimiento, tanto a ti como a los que te rodean.
  3. Llevas tiempo intentando solucionarlo y parece que nada de lo que has hecho ha funcionado.
  4. Alguien se ha dado cuenta y te ha dicho que tienes un problema.
  5. Intentas aliviarte abusando de algo para no pensar en ello. Consumir más alcohol que antes, jugar a juegos de azar, tomar ansiolíticos de forma automedicada, comprar compulsivamente, ver series sin parar…

Las personas aprendemos, por nosotras mismas, a vivir de un modo relativamente eficaz, esto es, con ciertas imperfecciones tolerables. Se requiere ayuda profesional cuando uno no es capaz de resolver el asunto por sí solo, con un afectación significativa de su vida. Entonces el profesional actúa temporalmente para que, en un periodo razonable, la persona se haga cargo, de nuevo, de su vida.

Así, podemos decir que requerimos ayuda profesional cuando uno finalmente siente que la situación la le ha desbordado o que no somos capaces de resolverlo solos. Nuestro psicólogos en Tenerife especializados actúan temporalmente para que en el mínimo de sesiones posibles, resolvamos los problemas que te traen a consulta y puedas volver a llevar una vida plena, tranquila y feliz.

Si tienes algún problema y decides que es el momento de pedir ayuda, recuerda que en Psico·Salud tenemos a los mejores psicólogos especializados que podrán darte las herramientas que necesites y que se ajusten a tu problema. ¡Te esperamos!

Psico·Salud

Autor Psico·Salud

Gabinete de psicología especializado en tratamientos eficaces cuyo objetivo principal es mejorar la calidad de vida de las personas que solicitan nuestra ayuda. Nos encanta combinar la atención psicológica con la divulgación. ¡Nos apasiona lo que hacemos!

Más entradas de Psico·Salud

Deja tu opinión