¿Cómo y cuándo hablar de sexo con tus hijos?

hablar de sexo con los niños

Hablar con los hijos sobre sexualidad es una conversación que durará para toda la vida. Es una oportunidad para compartir nuestros valores y creencias, educando de una manera consciente.

Como padres, sabemos que los niños son curiosos por naturaleza, preguntan el por qué de las cosas, quieren comprenderlo todo.  La sexualidad es uno de esos temas que antes o después nos tocará afrontar, pero ¿Estamos realmente preparados? Con estos consejos no te pillarán desprevenido

hablar de sexo con los niños

La vida cotidiana nos ofrece muchísimas oportunidades de hablar sobre temas relacionados con la sexualidad con nuestros hijos. Estos momentos, pueden ser desde el instante de la ducha, en el que los pequeños van teniendo noción de su cuerpo y comienzan hacer preguntas, hasta encontrarnos con una vecina embarazada o la llegada de un nuevo bebé, ver a una pareja besándose o ver una escena en una película. Todas estas situaciones nos ofrecen momentos educativos para hablar sobre sexualidad de una manera más fácil y natural, ya que iremos hablando poco a poco las dudas que van surgiendo. De esta manera, conseguiremos que tanto hijos como padres, no nos sintamos abrumados en un futuro por tener que dar toda la información de golpe.

¿Cuándo hablar de sexo con tus hijos?

Como norma general, solemos pensar que resulta más eficaz esperar hasta la preadolescencia e ir creando un discurso apropiado para el momento, pero lo recomendable es comenzar hablar con tus hijos sobre sexualidad desde edades tempranas, desde los primeros años de su niñez. Ya que desde muy pequeños, tanto niñas como niños comienzan a sentir curiosidad por su cuerpo y las relaciones de su alrededor.

Una realidad con la que nos podemos encontrar, es que nuestros niños no pregunten al respecto, pudiendo dar por sentado que no sienten curiosidad, pero ¿es esto así? lo cierto es que aunque los niños no nos pregunten, está en su naturaleza cuestionarse y querer saber las respuestas. Es tarea nuestra, identificar estos momentos e integrar la sexualidad en nuestro hablar cotidiano.

¿Cómo hablar de sexo con tus hijos?

Adecuar la información a la edad de los niños facilita entender la sexualidad como algo natural y no un tema tabú, ya que les será más complicado posteriormente preguntar al respecto. A la hora de abordar el tema, nos será de gran utilidad conocer aspectos como: qué saben ya tus hijos al respecto, dejar que sean ellos quienes guíen la conversación, dejar claro al niño que se puede conversar abiertamente del tema, pudiendo hacer cualquier tipo de pregunta. De esta manera, tus hijos entenderán que pueden recurrir a nosotros en los momentos que tengan dudas.

La manera que tengamos de responder a las preguntas que nos hagan también será clave para que la conversación fluya con normalidad. A continuación, te damos unas pautas para cuando llegue el temido momento:

  • No sientas vergüenza,
  • No te rías de sus preguntas,
  • Sé honesto/a a la hora de responder y no mientas en las respuestas
  • Sé claro, directo y no te andes con rodeos
  • Responde con naturalidad y no esquives el tema

Todo esto nos servirá para que nuestro mensaje llegue de una manera clara y puedan integrarlo con normalidad.

Llegados a este punto, debemos entender que hay que normalizar la conversación y adaptarla a su edad y comprensión. Por ejemplo, no se dará la misma respuesta a un niño de tres años que a uno de diez si nos pregunta “¿De dónde vienen los bebés?” al primero le puedes responder “los bebés se forman en la barriguita de mamá y nueve meses después nacen”, y al segundo “los bebés se forman en el útero de mama durante nueve meses y cuando están preparados salen por su vagina” Otra pregunta que seguro que surge en algún momento es “¿Por qué las niñas y los niños son diferentes?” Ante esta pregunta dependiendo de la edad del niño nos podremos centrar exclusivamente en los aspectos físicos con ejemplos como “las chicas tienen vagina, mientras que los chicos tienen pene” “a las chicas les sale pecho y a los chicos no”, para ello podemos complementar la información con el uso de recursos como dibujos, libros y vídeos en los que se muestren estas diferencias.

Como puedes ver, estos son sólo algunos ejemplos de situaciones con los que nos podemos encontrar y no saber como actuar ante ellas. Si tienes dudas sobre la crianza de tus hijos no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Psicología en Santa Cruz de Tenerife
Psico·Salud. Gabinete de Psicología en Tenerife. El mejor equipo de psicólogos en Tenerife.

Síguenos en Twitter

Bibliografía Recomendada

  • Migallón Lopezosa, P., Palop Botella, M, Marassi Candia, C. y José R. Díaz Morfa, J.R.  (2009). Mi primer libro de sexualidad. Madrid: Libsa.
  • Migallón Lopezosa, P., Palop Botella, M., Marassi Candia, C. y Díaz Morfa, J.R. (2013). Mis Primeras Preguntas y Respuestas sobre Sexualidad. Madrid: Libsa.
  • Martin, A. (2014). Sexualidad contada a niños y niñas. Madrid: Susaeta Ediciones, S.A.
Psico·Salud

Sobre Psico·Salud

Gabinete de psicología en Tenerife. Especializado en en Psicología de adultos, pareja, infantil y adolescente. ¡Nos apasiona lo que hacemos!

Un comentario

Haz un comentario